Carta del presidente

Hola, Mi nombre es Vicente Mateo Herrando y soy el director del Centro Vida Nueva Huesca.

Fue por el año 1988 en Zaragoza, donde por primera vez me encontré acompañando a un joven de 21 años que esperaba su ingreso en el Centro de Rehabilitación de Navarra “Vida Nueva”. Miguel, que así se llamaba, procedía de una familia trabajadora, era el segundo de tres hermanos y su adicción a las drogas había llevado a esta familia a una situación desesperada. Por vez primera podía ver de cerca los efectos devastadores que la droga estaba haciendo en España. Tras varias semanas se hizo efectivo el ingreso y después de unos meses, Miguel prefirió volver a su oscuro mundo, pero dentro de mí se produjo un deseo de ayudar a aquellos que sinceramente buscaban una solución para sus vidas.

En el año 1996 me trasladé a Huesca, donde junto con mi familia y la congregación a la que sirvo continuamos atendiendo casos, algunos de forma ambulatoria y otros tramitando su ingreso en Vida Nueva Navarra. Hemos podido acompañar a familias compartiendo la esperanza de empezar de nuevo y hemos visto vidas libres de aquello que les ataba y mataba. Nuestra relación con Vida Nueva ha hecho posible dar respuesta a más de 100 casos que hemos atendido en estos años.

En agosto de 2013 vimos que ya era el tiempo de dar un paso más en este deseo de ayudar a las vidas y de la mano de Vida Nueva Navarra iniciamos las gestiones oportunas para hacer posible que en Huesca hubiera un Centro de las características que, con la experiencia de los años estaba funcionando con éxito en esta comunidad autónoma. En agosto del 2015 por decreto de Alcaldía era aprobado este proyecto declarándolo de utilidad pública y social. A día de hoy estamos a la espera de licencia del proyecto básico de la primera casa que albergará a 20 usuarios.

El Rastro o Tienda Solidaria en la calle Obispo Pintado 6 ha sido un lugar de encuentro con la ciudad, donde además de ayudar a la financiación de este proyecto, nos permite entrar en contacto con personas que están buscando ayuda.

Muchas gracias de antemano por dedicar su tiempo a leer estas líneas.

Un abrazo